Quien es miss trocitos

Para los que aún no me conozcáis soy Esther, peluquera de formación y madre de corazón.

La primera vez que cogí un ganchillo en las manos tenía 5 años. Aún recuerdo a mi abuela nerviosa porqué soy zurda y ella no era capaz de enseñarme… yo me dedicaba a hacer kilómetros de cadeneta mientras miraba como ella tejía e intentaba copiarle en modo espejo. La aventura no llegó mucho más lejos y esos ganchillos se quedaron en un cajón esperando un mejor momento.

A los 25 años, dejé el trabajo que tenía y me embarqué en mi propio negocio, una peluquería preciosa en la que disfruté y sufrí a partes iguales durante 10 años. Los primeros cinco pasaron muy rápido, pero algo cambió cuando me quedé embarazada de mi primer hijo. Durante ese primer embarazo sucedió algo que mi madre definió como “el síndrome del nido vacío”, desempolvé los ganchillos y empecé a tejer durante horas y horas. Ésta vez descubrí una afición que no me ha abandonado, y espero que nunca lo haga.

Cuatro años más tarde me quedé embarazada de mi segundo peque y en ese momento llegó el punto y final de la carrera como peluquera, vendí el negocio y emprendí un camino lento pero firme para crear lo que ahora mismo tenéis frente a vosotras, el proyecto MissTrocitos. Espero que os guste tanto como lo que he soñado mientras iba dando esos pasos.

No fue una decisión fácil, con la ayuda y apoyo incondicional de mi otra mitad, puedo decir que se ha cumplido el sueño de mis últimos años, trabajo en lo que más me gusta y puedo conciliar la vida laboral con mi familia que es lo que más me llena.